Top
Temáticas Ciencia y tecnología Desafiando alturas: mujeres que iluminan a Colombia

Desafiando alturas: mujeres que iluminan a Colombia

Con una inversión que supera los $900 millones, el programa ‘Linieras Enlaza’ garantiza a 29 mujeres de cinco departamentos su sostenimiento económico para que puedan dedicar el 100% de su tiempo a la formación como ‘Técnicas Laborales Linieras en Redes de Energía Eléctrica’. Pronto harán sus prácticas en proyectos y/o con empresas contratistas del GEB. En mayo del 2025 se graduarán.

En un sector tradicionalmente dominado por hombres, 29 mujeres colombianas se elevan como pioneras, desafiando estereotipos y abriendo camino hacia un futuro más equitativo en la ingeniería energética. Su historia es un testimonio de perseverancia, tenacidad y el poder transformador de la educación.

A finales de enero de 2024, Enlaza, filial del Grupo Energía Bogotá (GEB), sembró una semilla que germinaría en un programa innovador:  ‘Linieras Enlaza’, iniciativa que surgió con el objetivo de romper barreras de género y brindar oportunidades de progreso a mujeres interesadas en incursionar en el oficio de ser linieras, un rol crucial en la transmisión de energía eléctrica y un trabajo que requiere fuerza, resistencia física y mucho tiempo lejos de sus hogares.

La convocatoria, lanzada en marzo pasado, llamó la atención de 488 mujeres provenientes de 22 municipios en cinco departamentos colombianos. Atraídas por la posibilidad de crecimiento profesional, independencia económica y la oportunidad de desafiar límites, estas mujeres se embarcaron en un proceso de selección riguroso, apoyado por aliados como J.E. Jaimes, SDV, Proing y la corporación Tener Futuro.

Tras superar diferentes pruebas, 29 de ellas fueron seleccionadas, representando la diversidad del país: Riohacha, Uribia y Maicao en La Guajira; El Paso, La Jagua de Ibirico, La Loma, La Paz y Valledupar en el Cesar; Sesquilé, San Antonio del Tequendama, Madrid y Tenjo en Cundinamarca; Pasto en Nariño; San Francisco en Putumayo; y Cali, Tuluá, Yumbo, Obando y Zarzal en Valle del Cauca.

Este camino que iniciaron hacia la cima no ha estado exento de retos. El entrenamiento en alturas, con torres que alcanzan los 30 y 40 metros, exigen superar sus miedos y desarrollar habilidades técnicas y físicas.

Tal como menciona Kettys Cabarcas, beneficiaria del programa, “como mujeres debemos dar pasos para avanzar y no retroceder, somos sensibles, pero somos fuertes. En los momentos difíciles y en los desafíos, debemos creer en nosotras, pues son solo pruebas y tenemos que salir adelante”.

Durante 12 semanas, las futuras linieras se verán sumergidas en un plan de estudios avalado por el Sena, que incluye desde electricidad y física básica para linieros hasta ética, humanidades y acompañamiento en equidad de género. Cada día, de lunes a sábado, durante 45 horas, se dedicarán a adquirir conocimientos y desarrollar las habilidades necesarias para convertirse en profesionales capacitadas y confiables.

La inversión en el programa ‘Linieras Enlaza’ no solo garantiza su formación, sino que también les brinda un sostenimiento económico, permitiéndoles dedicarse por completo a su aprendizaje. Según Fredy Zuleta, gerente General de Enlaza, “esta iniciativa es una consecuencia del compromiso del GEB y Enlaza con la igualdad de género y la inclusión. Es una apuesta por generar oportunidades y estabilidad laboral en los territorios”.

Al finalizar el programa, las linieras graduadas se integrarán a diferentes proyectos y contratistas, poniendo en práctica sus conocimientos y habilidades en un entorno real.

En un mundo que busca avanzar hacia una sociedad más justa e inclusiva, las ‘Linieras Enlaza’se erigen como faros de transformación, iluminando el camino hacia un futuro donde las mujeres no solo son bienvenidas, sino que también son protagonistas del cambio en el sector energético y en todos los ámbitos de la vida.

“Estoy agradecida con Dios por esta oportunidad. Soy mamá de dos hijos, ellos son mi mayor fortaleza, son quienes me animan y motivan a salir adelante. Este proyecto de ser Liniera es una aventura llena de muchos retos y creo que hace parte del propósito que tiene Dios para nosotras”, comenta Yuleibi Larrada, quien también hace parte de la iniciativa.

‘Linieras Enlaza’ es más que una iniciativa de capacitación; es un testimonio del poder del empoderamiento femenino y de cómo la igualdad de género puede transformar industrias y sociedades. Las 29 linieras estarán listas para demostrar que una profesión con altura también puede ser una profesión con corazón, valentía y dedicación.